Información para los pacientes - Guía para el paciente en Tratamiento con Anticoagulantes Orales

¿Qué es la coagulación de la sangre?

(Ocultar)

La coagulación es un proceso normal que ocurre cuando una persona sangra, producto de un corte o una herida, evitando un sangrado excesivo (hemorragia). Al producirse la hemorragia, los vasos sanguíneos comienzan a contraerse (vasoconstricción), reduciendo el flujo de sangre.
Las plaquetas (un tipo de células sanguíneas) junto con otras sustancias como la Protrombina, se acumulan en el sitio de la lesión formando un “tapón” (coágulo) con el fin de evitar la hemorragia.
Hay situaciones en que las personas tienden a producir coágulos en forma excesiva, los cuales suelen ser peligrosos ya que pueden tapar un vaso sanguíneo (arteria o vena). En éstas personas es necesario comenzar con un Tratamiento Anticoagulante Oral.

¿Qué es el anticoagulante oral?

(Ocultar)

El Tratamiento Anticoagulante Oral (TAO) consiste en la administración de medicamentos que inhiben la acción de la vitamina K en el hígado, la cual participa en la producción de sustancias, como la Protrombina, que ayudan a formar el coágulo, impidiendo así la formación excesiva de éstos.
La duración del tratamiento y la dosis dependen de la indicación médica ya que varían de una persona a otra.

¿Qué es el INR y el tiempo de protrombina?

(Ocultar)

Ambos son exámenes sanguíneos que sirven para monitorizar el tiempo que se demora en coagular la sangre.
Tiempo de Protrombina (TP): La Protrombina es una sustancia que ayuda a formar el coágulo, depende de la acción de la vitamina K. A menor TP, más demora la sangre en coagular. INR: Su valor se obtiene a partir del TP, es importante medirlo ya que:

Si el INR está elevado, Ud. tiene mayor riesgo de hemorragias.
Si el INR está dentro del rango terapéutico establecido por su médico, su tratamiento anticoagulante esta siendo efectivo.
Si el INR está bajo, Ud. Puede formar coágulos en exceso.

IMPORTANTE: Los valores óptimos o terapéuticos de INR y TP son propios de cada persona. Consulte con su médico cuales son los suyos.

La importancia de estar bien controlado

(Ocultar)

Existen tres formas de estar bien controlado:

1. Laboratorio Central. Metodología usada hasta estos días.
2. Policlínicas de Pacientes Anticoagulados. Presente en algunas mutualistas y consultorios particulares con la supervisión de médicos especialistas con el uso de modernos equipos y con una gota de sangre capilar, no venosa.
3. Autocontrol del nivel de INR. Hoy en nuestro país existen equipos de fácil manejo que realizan la determinación por parte del paciente de su nivel de INR permitiendo contactarse con su médico cuando nota algún desvío de sus rangos terapéuticos establecidos. El médico chequea los resultados en intervalos regulares y modifica las dosis de su medicación acorde a sus resultados.

Ventajas del autocontrol

(Ocultar)

Minimización de efectos adversos gracias a una temprana detección de un valor inadecuado de INR.
Mayor seguridad debido a un rápido ajuste de la terapia lo que ayuda a evitar complicaciones y disminuir hospitalizaciones.
Mayor independencia y libertad para el paciente.
Mejor calidad de vida.
Sin punción venosa.

Todo paciente en tratamiento anticoagulante debe recordar

(Ocultar)

Si bien la protección frente a trombos y embolias no es total, disminuye mucho el riesgo si se controla adecuadamente.
Si presenta sangrado de nariz o encías con mucha frecuencia, orina o heces oscuras, consulte a su médico ya que puede estar vinculado a su medicación.
No fume ni beba en exceso ya que el tabaco y el alcohol pueden alterar la acción del anticoagulante.
Evite ejercicios bruscos ya que estos aumentan el riesgos de sufrir lesiones.
No olvide tomar la dosis de anticoagulante oral indicada por su médico y no deje nunca de asistir a sus controles médicos.
El control adecuado de la medicación puede verse interferido por diversas situaciones clínicas (enfermedades), hábitos dietéticos y medicaciones por lo que es aconsejable que el paciente lea esta guía con atención para tener el mayor conocimiento posible que le permita un mejor control.